La red ECHELON, la N.S.A, y las grandes orejas del Tío Sam.

Por Dante Bravo

A partir del 9 de marzo de 1967 la columna guerrillera del Che Guevara es localizada en Bolivia. El Che, y todos sus compañeros, estaban sorprendidos de haber sido localizados tan tempranamente. Ellos no esperaban establecer contacto tan rápido con el ejército boliviano.

Durante ese mes empiezan las primeras escaramuzas. Los dos radiotransmisores que tenía la columna estaban defectuosos, pero ese mes de marzo lograron reparar uno. El Che no podía saber que la reparación de uno de sus radiotransmisores le iba a costar la vida y significaría la muerte de la experiencia guerrillera en Bolivia.

La moral revolucionaria, el corazón combativo o la fuerza de la ideología no bastaban, el enemigo jugaba con otras armas y en esa lucha desigual era imposible que las experiencias revolucionarias o los levantamientos populares triunfaran en ese ultrajado y  profundo continente.

En efecto, lo que el Che no sabía era que la N.S.A. (National Security Agency) seguía sus trazas en Bolivia. La operación bautizada “Directing Finding” (dirigiendo la búsqueda) contemplaba el seguimiento de la columna guerrillera por un satélite espía que lograba captar las ondas de radio.  A pesar de la reducida capacidad de emisión de los radiotransmisores del Che,  la potencia del Satélite KH-4A (nombre de código “Corona”) logró ubicar la columna guerrillera. Un batallón del United States Army Rangers acantonado a proximidades del teatro de operaciones fue alertado y condujo las operaciones militares del ejército boliviano. ECHELON funcionaba… y funcionaba muy bien.

Este artículo hablará de ECHELON, no tan sólo de las proezas técnicas alcanzadas en el ámbito del espionaje industrial, militar, político y privado. Haré hincapié en el daño que esa Red ha causado a los movimientos revolucionarios y la emancipación de los pueblos en América Latina. Este articulo es el último de la tríada. Ya fueron publicados Spin doctors y The great pretender y con ECHELON quisiera cerrar el ciclo.

1.     Los orígenes de ECHELON

Encontramos los orígenes de ECHELON en los años 1948,  durante la Guerra Fría.  Los Estados Unidos y el Reino Unido pasan un pacto, conocido bajo el nombre de UKUSA (United Kingdom/ U.S.A.), que consistía en recopilar informaciones militares sobre la Unión Soviética. Más adelante tres otros países anglófonos se unirían a esta alianza: Canadá, Australia y la Nueva  Zelandia.

El 29 de octubre de 1948, llamado en el ambiente del contraespionaje norteamericano «Black Friday» (viernes negro), significó un vuelco enorme en los métodos del contraespionaje y de la información norteamericana. Ese día todos los sistemas soviéticos que eran descriptados sin excepción, ya no lo fueron más. Los rusos cambiaron de la noche a la mañana todos los sistemas de criptaje. Esto fue un desastre para lo servicios de inteligencia norteamericanos y significó un atraso de 6 años en la colecta de información.

Pero no hay bien que por mal no venga. Este desastre hizo reflexionar a los norteamericanos de manera diferente. Había que cambiar la estrategia y dotarse de nuevas estructuras. La información y la desinformación jugarían un rol capital en la marcha del planeta. Con esa idea fue concebida la Red ECHELON.

¿En qué consiste ECHELON?

ECHELON es el nombre de código utilizado durante años por los servicios de Inteligencia norteamericanos para designar una base de intercepción de satélites comerciales. Por extensión, la “Red ECHELON” designa el sistema mundial de intercepción de comunicaciones privadas y públicas elaborados por los cinco países del tratado UKUSA. Esta red está administrada por los estados miembros de UKUSA:

  • la NSA (National Security Agency) por los Estados Unidos. Esta agencia es la principal contribuyente y utilizadora de la Red.
  • el GCHQ (Government Communications Headquarters) por el Reino Unido.
  • el CST (Centre de sécurité des télécommunications) por Canadá.
  • la DSD (Defence Signals Directorate) por Australia.
  • el GCSB (Government Communications Security Bureau) por la Nueva Zelandia.

Es una Red global apoyada por satélites artificiales, con enormes bases de escucha situadas en los 5 países miembros, así como de pequeñas estaciones de intercepción en las embajadas y los submarinos de clase Seawolf, como el USS Jimmy Carter, puesto en servicio en el 2005 para escuchar los cables submarinos de telecomunicaciones.

Ella intercepta las telecopias (fax), las comunicaciones telefónicas, los emails, y gracias a un poderosa red de computadores (como el súper Cray), es capaz de seleccionar las comunicaciones orales en función de palabras claves, idiomas, acentos, entonaciones de voz, etc.

Todas las informaciones interceptadas por la Red ECHELON  son analizadas en el Cuartel General  de la N.S.A. en Fort Meade en Maryland, U.S.A.

Después del fin de la Guerra Fría el objetivo de este sistema fue reorientado, ahora son las informaciones económicas  y privadas las que interesan  a este gigantesco sistema de espionaje. La N.S.A. posee medios gigantescos  de espionaje. Hay que subrayar que ECHELON hizo perder más de 120 mil millones de dólares a las compañías extranjeras en beneficio de industrias norteamericanas.

2.     ¿Y si nos interesamos un poco en la N.S.A.?

Hace más de 60 años que los Estados Unidos se pusieron a escuchar al planeta entero. Tanto amigos como enemigos. Eventos oscuros (y a veces muy opacos) de la historia del mundo moderno se aclaran cuando descubrimos los secretos de la National Security Agency.

La N.S.A. fue creada durante el segundo mandato de Harry Truman el 4 de noviembre de 1952. Esta agencia nació de una decisión secreta de la presidencia: la directiva n° 6 del Consejo Nacional de Seguridad. El texto de su creación es aún  “secreto de Estado”.

A pesar de no tener existencia jurídica, la N.S.A. es la más delirante y  tentacular creación de espionaje moderno. A finales de los años 60, más de 8 mil millones de dólares de presupuesto anual permitían a más de 100.000 personas decodificar todo tipo de mensajes secretos y también interceptar toda circulación de noticias, fueran éstas diplomáticas, o militares, que estuvieran relacionadas con el mundo de los negocios o revelaran simplemente la vida privada de los individuos, transmitidas éstas por teléfono o satélite.

Computadores gigantes eran programados para detectar las frases, los nombres y apellidos y/o las palabras claves de millones de personas. En esta época, y solamente en Estados Unidos, eran interceptadas y grabadas más de 400.000 conversaciones cotidianamente.

En 1984, un experto de la N.S.A. confía al periodista francés Eric Laurent que los súper Computers Cray eran capaces de transferir 320 millones de palabras por segundo. Eso significa aproximadamente, 2.500 libros  de 300 páginas. Hoy día la N.S.A. puede tratar toda la información de la biblioteca del Congreso norteamericano (la más grande el mundo) en sólo algunos minutos.

Es probable que el presupuesto de esta “Agencia” haya aumentado estos últimos años (se tienen estimaciones que éste sería de más de 20 mil millones de dólares, es decir la mitad del presupuesto anual chileno), y que su personal sea superior a 120 mil funcionarios.

La N.S.A. y el gobierno norteamericano piensan que las negociaciones y las relaciones políticas son diferentes cuando se sabe lo que piensa el enemigo (o el amigo). La perspectiva de enfocar la política mundial de esta manera, instala a los Estados Unidos en una situación de poder por sobre todos los otros países del mundo.

La N.S.A. se vanagloria de:

  • Saber lo que pasa en la vida íntima de los mandatarios del planeta (incluso saber lo que pasa en la cama).
  • Haber estado al corriente de la caída del muro de Berlín.
  • Tener amplios conocimientos del Golpe de Estado en la Unión soviética (1991). Esta operación de intercepción de informaciones hacia funcionarios del Kremlin llevaba por nombre de código “Gamma Guppy”.
  • El relevo británico de la N.S.A. en Inglaterra es el GCHQ. Esta agencia conocía toda la vida sexual de los políticos de Europa (opción sexual, amantes, pedofilia, etc.), lo que le aportaba un medio de presión y chantaje político de primer orden.
  • El arresto en 1985 de los participantes palestinos de la OLP al secuestro del Barco italiano Aquiles Lauro.
  • El conocimiento de la operación Libia (atentado) sobre una discoteca norteamericana en Berlín Oeste en 1986.  Esta acción se conocía pero el gobierno dejó actuar y en represalia, el 14 de abril lanza una operación de bombardeo sobre las ciudades de Trípoli y Benghazi. Alrededor de 200 libios mueren en este bombardeo.
  • El conocimiento de  la explosión de la bomba instalada en el vuelo  840 de la Trans World Airlines. El gobierno norteamericano dejó actuar, para ejercer represalias más tarde.
  • La “Agencia” se vanagloria de haber participado del desarrollo mundial de la era informática. No es extraño que Microsoft sea acusado actualmente de prestarse al juego de la N.S.A. vendiendo en el mundo computadores pirateados. Es decir, todo ser humano en posesión de un P.C. es susceptible de ser observado y seguido por esta Agencia a través de un mecanismo instalado en los P.C. llamado “porte dérobée” (puerta escondida o de escape).
  • Incluso se piensa que el descubrimiento público de la Red ECHELON es una mistificación hecha por la propia N.S.A. para darnos a comer de una carne, mientras ellos cocinaban (y cocinan) otra.
  • Los especialistas contra todo ataque del sistema computacional de la N.S.A. se jactan de haber parado un ataque llevado a cabo en 1999, por un grupo de « hacktivists » contra el sistema ECHELON. Se atacó el punto más débil del sistema, el diccionario de palabras claves. Muchos internautas participaron y lograron paralizar ECHELON.  Duncan Campbell (especialista de la Red ECHELON)  minimiza esta acción diciendo que generó tan solo leves problemas, y que la N.S.A. tomó medidas para soportar y salir victoriosa de cualquier otro tipo de ataque. El 21 de octubre de 1999 es conocido mundialmente como «Jam Echelon Day» (el día del “congestionamiento” de Echelon).

3.     ECHELON y América Latina.

Que América Latina está intervenida por los Estados Unidos no es un secreto para nadie. Que la intervención tiene sus fuentes en la Red ECHELON, eso es más desconocido.

Aquí no analizaremos el caso de Cuba pues no tendríamos el espacio suficiente para tratar toda la información que ECHELON ha podido recopilar sobre este Estado y todos los golpes bajos dados por el imperialismo norteamericano a la Revolución cubana. La N.S.A. tiene una sección especial, consagrada a la intercepción, a la mistificación, al castigo y a la humillación de esta pequeña isla caribeña. Todos los golpes están permitidos; impedir que todos los países bajo influencia norteamericana puedan establecer relaciones comerciales con Cuba. Inundar de imágenes y propaganda con la instalación de canales de televisión especiales anticubanos transmitiendo de Miami cotidianamente, y la humillación más grande es que la poderosa radio anticubana trasmitiendo en español 24/24 horas hacia la isla, se llame José Martí.

 El rol jugado por ECHELON en el asalto de los militares golpistas a la Moneda es “surrealista”. Todas las conversaciones de Allende con su gente durante el combate de la Moneda eran seguidas paso a paso por los satélites espías norteamericanos. Las fuerzas armadas chilenas (al más alto nivel) tenían información de primer orden, sobre el ánimo, la moral de las tropas y las municiones que le quedaban al Chicho y a sus hombres.

ECHELON jugó un rol fundamental en el apoyo a Somoza en Nicaragua. Si la Dictadura pudo mantenerse más tiempo del debido, es porque la guerrilla sandinista era escuchada por las “grandes orejas del tío Sam”, que entregaba noticias frescas y cotidianas sobre los posibles contrataques que podían efectuar las tropas del dictador contra la organización guerrillera.

ECHELON tuvo una participación enorme en la guerra de las Malvinas. No sólo en la intercepción de comunicaciones sino en el seguimiento satelital de la flota Argentina hacia las islas Malvinas. El hundimiento del buque de guerra Belgrano (323 víctimas) da testimonio de ello.

El apoyo prestado por el Régimen de Pinochet a su colega Margaret Thatcher durante esta guerra, hizo beneficiar al dictador chileno de un tratamiento especial de parte de la Red ECHELON. La Dictadura chilena paso a ser “el buen alumno” de los poderosos, que le valió poder contar con la Red cuando lo estimara necesario.

ECHELON sigue jugando contra los pueblos. Sigue exterminando cualquier intento de emancipación de los pueblos.  No sólo terminó con el Che Guevara y con todas las tentativas revolucionarias en América Latina. Los sueños y anhelos de todo este continente no riman con la tecnología avanzada ni con la dictadura informática impuesta por el gran primo del Norte.

¿Hasta cuándo ECHELON podrá abusar de la paciencia de los pueblos de América Latina?

Gran parte de la información aquí vertida fue sacada de los siguientes libros:

  • La puce et le géant : Eric Laurent. Edit. Complexe. Paris. 1986
  • La face cachée du 11 septembre. Eric Laurent. Edit. Poche. Paris 2006
  • L’effroyable imposture. Thierry Meyssan. Edit Carnot. Paris 2002.
  • Necessary Illusions : Noam Chomsky. 1991. Pluto Press.  422 p.